El Verdadero Señor de los Cielos

Gracias al éxito que obtuvo «El Señor de los Cielos», en el que se cuentan las aventuras amorosas y crímenes de parte de uno de los más poderosos y peligrosos de el cártel de Juárez, sabrás quien fue en la vida real, el verdadero narcotraficante que inspiro en la serie, que ya va por la temporada 7.

¿Quién fue el verdadero Señor de los Cielos?

Amado Carrillo Fuentes es el nombre real de el señor de los cielos, se dice que acumulo una cantidad de 25.000 millones de dólares, distribuidos en empresas y bienes raíces, en sus 17 años que estuvo de narcotraficante, según la DEA.

A finales de los años 80, se gano el apodo de El Señor de los Cielos gracias a que tenia una flota de aviones Boeing de 2 turbinas y 68 plazas, y aeronaves tipo Caravelley donde llevaba hasta 6 toneladas de droga.

Era conocido como uno de las narcotraficantes mas poderosos al ganarle terreno en Colombia, en el mundo de las drogas a su principal competencia, el Cartel de Cali, logrando obtener los mercados de Estados Unidos en Chicago, Atlanta, Seattle y Oklahoma.

En julio de 1997, funcionarios de la Procuraduría General de la República, notificaron que Carrillo murió durante una cirugía plástica, para cambiar su rostro.

el verdadero señor de los cielos

¿Quién fue Amado Carrillo?

Era el segundo de 8 hijos. Vino al mundo el 17 de diciembre del año 1956 en Navolato, Estado de Sinaloa, México . Estuvo desde muy corta edad en el mundo del narcotrafico que apenas estudio en la escuela.

Era sobrino del capo Ernesto Fonseca Carrillo, ‘Don Neto’, donde le mando a aprender todo el negocio de la marihuana, a la ciudad de Ojinaga, Chihuahua, con su compañero Pablo Acosta Villarreal, ‘El Zorro de Ojinaga’ a quien fue enviado a matar en abril de 1987, después de 10 años de conocer el negocio. Así quedo libre de tomar el control de la banda de drogas, que operaba en la zona, de lo que después fue el cartel de Juarez.

Dicen que Amado fue astuto, mujeriego, implacable con sus enemigos y le gustaba el alcohol y la cocaína. Además de ser muy buen hijo con su madre, que le construyó con la ayuda de su hermano Vicente, una finca de 24.000 metros cuadrados, para dejar en el olvido los años de miseria que tuvieron que pasar en la infancia.

Nunca olvidó los pueblos que apreciaba: La Tuna y Guamuchilito, a los que les construyo una iglesia, jardín, escuela y otras cosas mas.

El Inicio de un cártel

Se convirtió en líder del cártel de Juárez al asesinar a su jefe Rafael Aguilar Guajardo, un ex oficial de la Dirección Federal de Seguridad México, que conoció en los años 70. Carrillo después de ganarse su confianza, hizo que le dejara administrar la droga que llegaba desde Colombia, y que tuviera sus contactos. Pronto cambió a su socio en los envíos de cocaína a los EE.UU.

A finales de los años 80, ya instalados en Ciudad Juárez y en total anonimato, construyó el poder de un cartel, tras confirmación de la DEA, obtenía ganancias semanales de 200 millones de dólares, por el trafico de la cocaína y después la heroína.

Amado quería que todas las ganancias para él, tanto así que en una ocasión, arremetió la vida de Aguilar el 12 de abril de 1993. ¿Que hizo? Envió a asesinarlo cuando estaba cerca de embarcar en un muelle de Cancún. Al igual que ocurrió con Acosta Villarreal, se dice que el Señor de los cielos pagó un millón de dólares por su asesinato.

Amado Carrillo tuvo una sociedad con Pablo Escobar

En 1988, la relación entre los dos capos principales comenzó. Pablo Escobar hacia envíos de cargamentos de droga hacia los Estados Unidos pero estaban en vigilancia, necesitaba nuevas formas de gestionar para mover su producto. Así es como Amado Carrillo le ofrece trasladar su droga por vía marítima, y también le daba a su disposición, su flota de aviones.

Desde que Amado fue capaz de llevar la droga de Pablo a otros continentes, pidió a los narcotraficantes colombianos que le paguen en cocaina y le den acceso a los mercados de Chicago, Atlanta, Seattle y Oklahoma.

También, coordino los envíos de varias toneladas a bordo de jets de pasajeros, acondicionandolos para envíos de carga, donde volaban directamente al aeropuerto de Juárez, donde estaban custodiados por la Policía Federal de México.

La relación fue bien hasta que en los inicios de los 90, Amado robó un cargamento de 12 toneladas de cocaína a Pablo.

«El patrón habia sido golpeado financieramente y quería una guerra contra Amado. Fue complicado. Ya estábamos en guerra con el estado, con los paramilitares y el Cartel de Cali, iniciar otra guerra contra Carrillo, hubiera significado para el patrón abrir un cuarto frente», dijo Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, jefe de sicarios de Escobar.

Identidad poca conocida

Poco se conocía de Amado Carrillo, porque fue una persona que prefirio permanecer en el anonimato y no se expuso como otros colegas. Algo que le ayudó a moverse a través de diferentes lugares sin problemas.

Incluso cuando la policía empezó a seguir sus pasos, solo tenían una vieja foto de él y ni sabían cuantos años tenia.

Arremeten contra su vida

El 24 de noviembre de 1993 quisieron acabar con la vida de Amado Carrillo, se encontraba en el restaurante Bali Hai en el sur del D.F. Se escapó con vida gracias a sus guardaespaldas, pero la policía lo puso en su punto de mira. Mientras tanto, él estaba comprometido en 26 investigaciones en EE.UU. y en México tenia 2 órdenes de detención en su contra por delitos contra la salud.

4 años más tarde, entre mayo y julio del 97, se fue a extender su imperio a Rusia, Cuba y Chile, y entre sus planes estaba en hacerse una cirugía estética, aprovechando lo poco que sabían de el.

La muerte de El Señor de los Cielos

Amado Carrillo, con una identificación falsa con el nombre de Antonio Flores Montes, fue al hospital Santa Mónica para que se someta una cirugía el 3 de julio de 1997. Lamentablemente para el se produjeron algunas complicaciones, donde hizo que Carrillo falleciera al siguiente día.

La Procuraduría General de la República dijo en un comunicado que había llegado informes sobre el deceso de Carrillo. La información fue confirmada por la DEA.

El cuerpo del capo mexicano fue mostrado al publico una semana más tarde dentro de su ataúd. Un hecho que despertó la sospecha fue que en la cara de Amado sobresalía su bigote. Los medios se preguntaron que debieron haberlo afeitado para la cirugía y se especuló que sería otra persona.

Extrañas muertes

4 meses después del fallecimiento del capo, en el camino del D.F. al puerto turístico de Acapulco aparecieron 3 tambos que estaban sellados y desprendían un olor hediondo. Al revisar se averiguó que eran los cuerpos de los médicos que atendieron a Amado Carrillo.

En el año 99 José Alfredo Andrade Bojórquez, en su obra “Desde Navolato vengo: biografía de Amado Carrillo Fuentes”, detallo las desapariciones de las personas que habían mencionado que Amado no estaba muerto, poco después el mismo periodista desaparece en noviembre del mismo año.

1 comentario en “El Verdadero Señor de los Cielos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos!
Ir arriba